SOLDADURA ORBITAL


La soldadura orbital es un método de soldadura TIG automática destinado a la unión de tubería, que produce cordones de soldadura de alta calidad, con un porcentaje nulo o muy bajo de rechazo.

Las uniones se logran con alta resistencia y elevada pureza metalúrgica presentando un excelente acabado superficial, ideales para soldaduras de responsabilidad, como las empleadas en la industria energética, aeronáutica, farmacéutica, alimenticia, biotecnológica, entre otras.

soldadura orbital 2.jpg

 

La  tecnología de soldadura orbital  brinda aseguramiento, alta calidad del producto y disminuye la posibilidad de contaminación de procesos, obteniendo resultados reproducibles.

La limpieza y pasividad de las tuberías se realiza de manera más eficiente, dando por resultado una mejora económica en estas labores. La  soldadura orbital ha encontrado aplicaciones en diversos sectores industriales debido a su confiabilidad, la calidad de las uniones, el incremento de productividad ya que es un procedimiento automatizado y que mejora la resistencia a la corrosión.

El equipo de biomecanizado cuenta con un tipo de cabezal cerrado de soldadura orbital que permite unir dos tubos, un tubo con un codo, o un tubo con un accesorio y sumergirlo en una atmósfera inerte en toda su costura y realizar la soldadura a tope. Este tipo de cabezal está destinado para la industria del acero inoxidable en alimentación, farmacia, industria, donde los espesores de tubería no sobrepasan los 3 mm. y puede realizarse sin preparación previa.

Accesorios tuberia sanitaria_.jpg

soldadura orbital 4.jpg

En la soldadura orbital se controlan electrónicamente voltaje, corriente, flujo de gas, velocidad, entre otros parámetros. Una vez seleccionados, lo único a cuidar es el buen ensamble y la limpieza de la junta. El refinamiento logrado con la soldadura orbital permite minimizar el calor suministrado, mediante la aplicación de una serie de puntos traslapados y no de un cordón continúo, con penetración exacta y controlando la corriente en cada cuadrante conforme el arco avanza alrededor del tubo.

Dentro de las fuentes de corriente en el procedimiento de TIG-Orbital existen básicamente tres: generador 207 (150 amperios al cien por cien), generador 227 (200 amperios al cien por cien) y generador 415 (400 amperios al cien por cien).

La fuente de poder computarizada almacena una serie de programas, a cada uno de los cuales debe dárseles un ajuste fino de acuerdo a las características particulares de la aplicación en turno y conforme a resultados obtenidos al soldar probetas representativas de la línea por instalar, procurando igualar todos los factores que estarán presentes en campo. Automáticamente la fuente computarizada inicia el suministro de los gases, primario y de purga, deja un tiempo de barrido y arranca el arco con alta frecuencia. El suministro de gas se mantiene unos segundos y, finalmente se corta, terminándose así la soldadura.

Equipo Magnatech 1030.jpg

Materiales de Aplicación

Los materiales soldables por procedimiento TIG son: Acero, Acero inoxidable, Titanio, Aluminio, Metales basados en Níquel (Inconel), Cobre, Duplex.  Los procesos  de inertización dependen de los requisitos de la industria para la que está destinada la instalación, en general el acero inoxidable, el cobre y sus aleaciones necesitan inertización interior y exterior, el acero al carbono solo requerirá inertización exterior y el titanio necesita una inertización especial puesto que es un material que tiende a oxidarse muy fácilmente ante la presencia de oxígeno y a temperaturas superiores a 550 grados.

soldadura_orbital_5.jpg

 

Beneficios de la soldadura orbital

  • Alta calidad en el cordón
  • Alta seguridad del método
  • Resultados totalmente reproducibles
  • No hay necesidad de un soldador calificado
  • Rentabilidad gracias al método automatizado
  • Tiempos de producción cortos
  • Posible en espacios de difícil acceso, que probablemente serian imposibles para una soldadora manual
  • Mínima contaminación debido a las condiciones del medio ambiente
  • Mínima (ó cero) aparición de oxido
  • Validación del proceso
  • Adecuado para construcciones exteriores